¿Qué es la cédula de habitabilidad?

La cédula de habitabilidad es un documento que otorga la Agencia Catalana de la Vivienda que acredita que una vivienda cumple los requisitos de habitabilidad y solidez fijados por ley, y que es apta para ser destinada a residencia humana. Tiene una validez de 15 años.

¿Para qué la necesito?

Es obligatoria para:

• Alquilar y vender una vivienda.

• Contratar los servicios de agua, gas y electricidad en las compañías suministradoras correspondientes.

¿Quién la puede solicitar?

La cédula puede ser solicitada por el propietario, el administrador o un representante autorizado, en este caso, el agente inmobiliario.

¿Qué tipos de cédula hay?

Hay dos tipos de cédula de habitabilidad:

• De primera ocupación: para viviendas nuevas o como resultado de una gran rehabilitación. Está destinada a promotores y constructores.

• De segunda ocupación: para viviendas ya existentes. Está destinada a personas propietarias de la vivienda, administradores o representantes autorizados, como es el caso de los agentes inmobiliarios.

¿Cómo se solicita?

La cédula debe realizarla un arquitecto o arquitecto técnico. Después, este mismo técnico puede presentarla en las oficinas locales de vivienda, en el Consorci de l’Habitatge de Barcelona, por correo ordinario o vía telemática.

¿Hay que pagar tasas?

Si, para obtenerla debemos pagar 18,90€ (cédula de segunda ocupación). Pero no te preocupes, si lo solicitas a través de Apishop las tasas ya están incluidas

¿Qué datos constan en la cédula?

Los datos que constan en la cédula son:

• La dirección y ubicación de la vivienda

• La superficie útil de la vivienda y de las habitaciones

• Las estancias y los espacios que componen la vivienda

• El umbral máximo de ocupación

• La identificación y titulación de la persona técnica que certifica la habitabilidad En la cédula no figura el nombre de la persona propietaria. Se trata de un documento que acredita las condiciones objetivas de habitabilidad de una vivienda, con independencia de sus titulares u ocupantes.

¿Qué necesita una vivienda para ser considerada habitable?

Habitabilidad y ocupación

• La vivienda debe tener una superficie útil de, como mínimo, 36 m².

• Debe constar al menos de una estancia o sala de estar-comedor, una cámara higiénica y un equipo de cocina.

• Si la sala es un único espacio, debe ser posible la compartimentación de una habitación de 8 m².

• Si no hay un único espacio, la habitación mínima debe ser de 6 m².

• La altura mínima habitable debe ser, entre el pavimento acabado y el techo, de 2,5 m. Sin embargo, en la cocina, baños y espacios de circulación, puede ser de 2,20 m y en el comedor, sala de estar y habitaciones pueden admitirse, excepcionalmente, 2,30 m para el paso de instalaciones y elementos estructurales.

Sostenibilidad y ahorro energético

Las viviendas tienen que estar pensadas para aprovechar las condiciones naturales del clima  y cumplir los criterios vigentes en materia de eficiencia energética.

Compartimentación

• La compartimentación es libre pero debe permitir que los espacios destinados a las habitaciones puedan independizarse y que los destinados a cámaras higiénicas sean independientes.

• Ningún espacio de la vivienda puede servir de acceso obligado a cualquier local que no sea de uso exclusivo de la propia casa.

• Los cuartos de baño no pueden servir de paso obligado al resto habitaciones. En caso de quererlo, solo se admite tener un lavamanos en un espacio de circulación.

Accesibilidad

• Cualquier vivienda tiene que ser, como mínimo, practicable, y en caso de tener diferentes pisos o niveles, hay que garantizar un acceso practicable al cuarto de baño, la cocina, el espacio de uso común y una habitación.

• La puerta de acceso a la vivienda y las de los espacios básicos deben tener una anchura mínima de paso de 0,80 m y una altura libre mínima de 2 m. Las puertas de acceso a los espacios de la vivienda que no sean practicables deben tener una anchura libre mínima de paso de 0,70 m y una altura libre mínima de 2 m.

• Los espacios interiores destinados a la circulación que conecten el acceso a la vivienda y los espacios practicables deben tener una anchura mínima de un metro y permitir un círculo de maniobra de un metro y 1,20 m diámetro.

Otros aspectos necesarios para obtener la cédula de habitabilidad

• Servicios de agua fría y caliente, evacuación de aguas y electricidad.
• Un equipo higiénico formado, como mínimo, por un lavamanos, un inodoro y una ducha.
• Un equipo de cocina formado, como mínimo, por un fregadero y un aparato de cocción, y con un sistema específico de extracción mecánica sobre el aparato de cocción que permita la extracción de vahos y humos hasta la cubierta.
• La instalación completa para un equipo de lavado de ropa.
• Un portero electrónico o sistema similar que facilite la entrada y permita la comunicación interactiva desde el acceso al edificio con la vivienda.
• Un sistema de acceso a los servicios de telecomunicaciones.
• Una fachada abierta al espacio libre exterior del edificio que ofrezca ventilación e iluminación, como mínimo, a uno de los espacios de la zona de uso común de la vivienda.
• Cada habitación tiene que prever un espacio individual de almacenaje.

Esperamos haberte ayudado por si un cliente te pregunta sobre este tema.
Sin embargo, no olvides que estos son solo algunos de los principales aspectos
y que muchas viviendas de segunda mano se rigen por normativas anteriores,
con otros criterios.
Si necesitas tramitar una cédula, te aconsejamos que pidas el servicio a través del siguiente enlace en APISHOP.